AEROGENERADORES

Las nuevas tecnologías son un evidente signo de progreso y, ni que decir tiene, la generación de energías limpias es una alternativa sumamente interesante. En efecto, energía eólica y energía solar son el futuro al que España, por razones inconfesables, no parece querer llegar a abordar de una vez. Como no somos malpensados ni tan siquiera sospecharemos que las empresas eléctricas sean una rémora para la implantación de este tipo de avances. Sin embargo la asunción de este tipo energías tiene también que conocer algún tipo de regulación porque, de lo contrario, la “patita” del abuso no tarda en asomar y en este país de nuestros dolores, sabemos mucho de irregularidades y abusos. Es cosa por todos sabida que un país moderno precisa de un desarrollo energético eficiente que permita su crecimiento. Su carencia es sinónimo de parálisis y ralentización de su progreso.

Pero siendo el país de la piel de toro escenario proclive a enjuagues sin nombre y terreno abonado para que el poderoso imponga su voluntad por buenas o malas razones, con la curiosa circunstancia de que además resulta siempre agraciado por la ley, hay que ser muy prudentes para que no se produzcan desafueros inasumibles. Es evidente no todo lo que impongan poderosas multinacionales ha de ser recibido aplaudiendo con las orejas. Los afectados/perjudicados, también han de ser escuchados.
León es una provincia extensa que puede albergar huertos solares y parques eólicos pero no a cualquier precio. Lugares hay en los que la implantación de los artefactos encargados de la generación energética no resultan una estridencia inaceptable. Pero hay otros tan sensibles en los que dicha implantación no sólo son un tema delicado sino materia reservada y en la que la opinión pública – en este caso la de los moradores del área afectada – tienen que tener la última palabra porque, aunque lo parezca, no todo vale en estos proyectos estrella.
Cualquier administración autonómica y estatal, reconocen y ponen en valor zonas de especial relevancia y, en el caso de León, merced a su orografía, se albergan lugares de indudable interés ecológico, etnográfico o paisajístico reconocidos por diversas entidades, UNESCO incluida. El caso de la ocupación de determinados enclaves de nuestra montaña, no sólo son competencia del vecindario del lugar, es competencia de los leoneses todos, sin exclusión.
León ha pagado históricamente un caro peaje con escasos o nulos beneficios como contrapartida. Ha sacrificado retazos de su geografía, enterrados, anegados, o sembrados de escombros. Ejemplos como el embalse de Riaño representan una herida colectiva que sigue supurando después de más de treinta años. Otra puñalada similar bajo ningún concepto puede volver a consentirse. Y por ello, si la razón nos asiste, y los lugareños así lo entienden, León todo no puede permitir que se pisotee la decisión popular y ha de responder con una sola voz.
Una parte de León presiente la tragedia, en este caso es una zona que se mostró ajena a las mociones pro-autonomía, cómo son la Pola de Gordón, La Robla, etc, Pero hay que tener presente que si una parte del cuerpo padece, el cuerpo todo sufre con ella. No es momento de recordar desplantes pasados y menos imputárselo a una población que, con toda seguridad, siente los problemas de León como propios, como los sentimos el resto.
Esta ocasión debería suponer la piedra de toque que León necesita para que de una vez sintamos que formamos parte de un colectivo e incluso marcar un punto de no retorno para, de una vez y para siempre, ya no sólo rechazar la implantación de este asentamiento sino para asir las riendas de nuestro destino como autonomía propia. ¿Qué tal si empezamos?

Urbicum Flumen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s